Google + RSS Feed

Traza tu plan encima de la mesa pero haz el favor de mirar por la ventana

0

octubre 9, 2012 by Valentin Pereiro

foto de compás

 

Cuando era pequeño vivía en Barcelona, pero todos los veranos pasábamos al menos un mes en Coruña. Cada verano trazábamos una ruta, un plan para el viaje, cada año distinto, y aprovechábamos los 2 días que se tardaba en cruzar la península por las carreteras del norte de los años 70, para conocer ciudades, pueblos y playas.

Aunque todo se resolvía sobre la marcha, no había guías de hoteles y restaurantes, los tramos a recorrer estaban planificados, nos marcaban los momentos de parar, y repartir así el esfuerzo de conducir y disfrutar del viaje sabiendo de forma aproximada cuando íbamos a llegar a nuestro destino. No siempre se cumplen los planes, una vez atropellamos a una vaca y tardamos un día más.

Cuando trazamos un plan lo mejor es seguir un método. Lo aprendimos y lo enseñamos en la escuela, pero no todos estamos preparados ni dispuestos a seguirlo. Muchos emprendedores, por pasión, inercia y velocidad se lo saltan constantemente.

Ese plan, esos pasos ordenados, incluyen varias fases y entre ellas y una de las primeras es el estudio inicial, análisis del entorno, del producto y la competencia.

Cuando tenemos una idea de negocio, un proyecto empresarial, o simplemente buscamos una manera de ganarnos la vida, es importante conocer lo antes posible a tus colegas de la competencia. Este análisis nos aporta una información fundamental:

  • qué es lo que hacen bien
  • qué es lo que hacen mal
  • en qué somos diferentes
  • qué público y espacio nos dejan para actuar

La comparación nos aporta claves para diferenciarnos y ofrecer algo mejor, y las estrategias para destacar nuestras ventajas.

Recientemente, en Planes digitales utilizamos un método de evaluación y análisis de la competencia. Teníamos que analizar y comparar muchas webs. Era un método, uno más, entre tantos sistemas que podríamos utilizar. Lo fundamental es que siguiendo ese método nos obligamos de alguna manera a seguir un guión y un orden en la evaluación de los sitios web. Un rigor para comparar con objetividad, aplicando idénticos baremos. Y un orden para evaluar, para no olvidar ni una zona del interfaz.

El resultado no es importante como scoring o como puntuación para saber quién es el mejor. El resultado es importante porque fruto de ese análisis metodológico y  ordenado se pueden extraer las mejores prácticas, lo excelente de cada pieza dentro de cada web. Este resultado si es útil. Te aporta las claves para aplicar y mejorar tu proyecto.

Así es como tenemos que empezar, y no entronar nuestra idea antes de tiempo. Ya he visto cambiar algunos planes de negocio cuando se percatan de lo que hay en la calle, simplemente mirando por la ventana que nos aporta la red. Confía en ti, confía en tu plan y en tu proyecto y trázalo encima de la mesa, pero haz el favor de mirar por la ventana (o por la ventanilla durante el viaje).


0 comments »

Deja un comentario

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para recibir los nuevos artículos.

Sígueme en Twitter

Protected with SiteGuarding.com Antivirus