Google + RSS Feed

Los siete pecados digitales: La Envidia

0

septiembre 5, 2012 by Valentin Pereiro

SEO y La envidia de El Bosco

En la carrera del SEO por ganar las primeras posiciones en Google, los sitios webs compiten, y lo hacen teniendo en cuenta varios factores:

  • Recursos: personas y dinero. Empresas que cuentan con buenos profesionales de SEO o pagan por ellos. También están las que no tienen nada y lo cubren con esfuerzo y autoformación.
  • Conocimiento: los secretos del SEO son muchos, y no todas las empresas y responsables de la web saben aplicar todas las posibilidades.
  • Sacrificio: algunas empresas sacrifican optimización SEO por aplicar más  diseño o comunicación natural.

La envidia surge cuando después de aplicarlo todo y hacerlo bien, comprobamos que la competencia sigue ahí, ocupando el lugar que nosotros nos merecemos. Pero el pecado de la envidia puede alcanzar la condición de virtud si sabemos analizar y extraer de la competencia las claves para adelantarles por la izquierda.

La envidia se supera con un buen diagnóstico de las capacidades y buen hacer de nuestros competidores. Usemos herramientas. Porque en ese análisis podemos descubrir que no podemos competir con las mismas armas y en el mismo campo de batalla. Las grandes palabras clave son para unos pocos elegidos, que ya nos llevan ventaja en volumen de tráfico, en pagerank, en linking externo y un montón de cosas que seguramente llevan mucho tiempo haciendo bien.

Investigar las keywords que ellos están aplicando (palabras clave), cómo lo están haciendo (revisión de todo el etiquetado, copy, enlaces, urls, imágenes), los aspectos estructurales que no podemos superar (antigüedad, fuerza de la marca), o el entramado externo que hayan creado (linkbuilding, actividad social), nos dará las pistas necesarias para trazar nuestra estrategia.

La envidia se supera buscando nuestro espacio en ese ecosistema. Si sabemos encontrar nuestra diferencia, y sabemos encontrar cómo llega nuestro tráfico de mejor calidad, podemos especializarnos, podemos luchar con nuestro propio vocabulario, con nuestro long tail de alta conversión. Ahí seguro que no nos supera nadie.

Por eso la envidia es un pecado positivo, es un pecado que nos provoca y nos ayuda a mejorar. Es un pecado que nos conduce al auténtico “análisis de la competencia” en profundidad, parte indispensable de un buen plan de negocio y de un buen plan de marketing digital.

Y tú ¿que haces para mejorar tu posicionamiento? ¿qué haces para superar tu envidia sana?


0 comments »

Deja un comentario

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para recibir los nuevos artículos.

Sígueme en Twitter

Protected with SiteGuarding.com Antivirus