Google + RSS Feed

Gemma Muñoz: Los datos cada vez me cuentan una historia diferente, eso es lo grande de la analítica web

0

mayo 27, 2014 by Valentin Pereiro

Gemma MuñozGemma Muñoz es CEO en El arte de medir, ha escrito dos libros, conferenciante a nivel internacional, directora del máster de Analítica web en Kschool, madre y además una buena amiga desde hace muchos años. Por eso vamos a permitirnos alguna licencia y preguntar sin tapujos sobre este mercado de la consultoría de datos y el marketing digital.

Para comenzar, describes la analítica web como tu trabajo y a la vez tu hobby. ¿Qué es lo que más te apasiona de tu profesión? ¿Qué es lo que lo convierte en algo más que una forma de ganar dinero?

Lo que más me apasiona es que me permite crecer cada día. Desde que empecé en esto hasta ahora son 10 años en los que cada mañana me pongo delante de mi pc y no sé lo que me voy a encontrar. Porque los datos cada vez me cuentan una historia diferente y esto es lo grande de la analítica web.

Desde pequeña me encantaba leer, he leído mucho y me he sentido partícipe de cada historia que leía. Analizando mi trabajo creo que lo que me apasiona es que al final sigo haciendo lo mismo que cuando me metía en las historias de mis libros. Los libros ahora son los datos que me permiten ver los negocios desde la perspectiva de los personajes, los usuarios que los utilizan… Y me siento partícipe y me permite involucrarme en cada uno de mis clientes, para que la historia cambie a mejor, transformando los datos en información y en conocimiento.

Y transmitir la historia a los que han de decidir los próximos pasos, hacerles a ellos partícipes de la historia, de fuera a adentro. ¿No crees que esto engancha? A mí por lo menos sí.

Eres CEO en El arte de medir. Para aquellos que no lo conozcan, una consultora estratégica de analítica digital. ¿Cuál es vuestra seña de identidad? ¿Qué es lo que os diferencia de otras consultoras?

El nombre no está elegido al azar, ya que nos sentimos artesanos en esto de la medición. Llevo 10 años trabajando con cuadros de mando que monitorizan las principales métricas de un negocio y jamás he realizado el mismo para dos clientes distintos. ¿Por qué? Porque por mucho que dos negocios compartan sector, objetivos… nunca tienen la misma estrategia ni los mismos caminos para conseguir alcanzar dichos objetivos, por eso las métricas cambian o la forma de analizarlas cambian. De ahí que defendamos el ser artesanos, el hacer las cosas de forma personalizada.

Creo que esta es nuestra diferencia, nuestro valor añadido, nos involucramos en cada uno de nuestros clientes. Así crecemos también nosotros profesionalmente, el proyecto tiene que terminar en el cliente, el conocimiento debe quedar dentro de la empresa y por eso trabajamos conjuntamente desde el primer momento, para que sean capaces de funcionar por sí mismos. Preparamos el entorno y al cliente para pescar, no nos limitamos a darles los peces.

Cada vez oímos hablar más de Big Data y de las grandes oportunidades que aportan a nuestro negocio. ¿Realmente crees que las empresas españolas están preparadas para el cambio? ¿Qué sectores piensas que van a la cabeza a la hora de aprovechar mejor las oportunidades que ofrece manejar y explotar grandes volúmenes de información?

Por supuesto que están preparadas. Muchas empresas se han limitado a la parte tecnológica del Big Data. La mayoría de mis clientes vienen después de tener una cantidad ingente de datos a los que no saben sacarles partido. Pero también tenemos clientes que disponen de pocos datos pero tampoco saben transformarlos en conocimiento. Se quedan en datos. Y ese es el problema de Big Data, que se queden en los datos.

No creo que haya sectores que puedan sacarle más partido, sino empresas que hayan llegado al punto de necesitar tomar decisiones basadas en datos y necesiten empezar a determinar en base a sus objetivos de negocio qué datos son los que van a proporcionarles respuestas a las preguntas. Dar el paso de tratar esos datos para hacer mejor las cosas, fabricar mejores productos, ofrecer mejores servicios, aprender cómo son y respiran sus clientes, sus potenciales compradores o lectores.

Esa es la oportunidad, no se trata tanto de herramientas tecnológicas como de herramientas de negocio. En el momento en que las empresas se dan cuenta de esto, están preparadas para el Big Data.

Ahora entramos en lo puramente personal, ¿Tu ángel y tu demonio?

Mi demonio es el tiempo. Siempre ando falta de tiempo, para trabajar, para leer, para compartir, escribir, etc… pero también para disfrutar de mi familia, de mi vida personal, de mis amigos… Siempre es el demonio que me aparece en el hombro izquierdo… “realmente tienes tiempo para esto?” jajaja No me acuerdo de la última vez que vi una película tapada con una mantita en el sofá. Normalmente las películas las veo mientras busco información o escribo en el blog o en redes sociales o estoy pendiente de algo más. Creo que soy mejor gestora del tiempo que analista web.

Mi ángel es mi marido. Sin él no podría hacer todo lo que hago y sonreir al mismo tiempo porque realmente lo estoy disfrutando. Es mi media naranja y temo siempre exprimirle demasiado porque aparte de mi marido es mi mejor amigo, mi confidente, mi paño de lágrimas, mi compañero en el camino… No sé qué haría sin él. Es, como bien preguntabas, mi ángel.

¿Un placer terrenal completamente hedonista?

Lo primero que me ha venido a la mente es lo siguiente: Contemplar el mar en día de viento mientras las olas me mojan los pies. Si lo pienso más probablemente salgan otros placeres pero creo que si lo primero que me ha venido a la cabeza es esto, es lo que debo contestar.

Pide tres deseos para el futuro

¿Sólo tres?

–          Seguir disfrutando con mi trabajo

–          Tener días de 50 horas por lo menos

–          Seguir durmiendo en paz por las noches

 

 

 

 

 


0 comments »

Deja un comentario

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para recibir los nuevos artículos.

Sígueme en Twitter

Protected with SiteGuarding.com Antivirus