Google + RSS Feed

Ser webmaster en 2014

0

enero 3, 2014 by Valentin Pereiro

alquimista

Ser webmaster en 2014 es ser alquimista, es conjugar los elementos. Si los alquimistas de la edad media intentaron fabricar oro con la química, un responsable de plataformas digitales intenta fabricar oro mezclando la usabilidad y la comunicación.

Pero ¿qué conceptos introduce en la marmita el responsable de una plataforma?:

  • Objetivo: cuál es el “litemotiv” de la existencia de la web. Para qué y para quién estamos en la red.
  • Forma: cómo organizamos todo el contenido y el diseño de las piezas que lo componen.
  • Fondo: qué y cómo lo contamos.
  • Resultado: qué opinan nuestros clientes y qué hacen cuando nos visitan.
  • Expectativa: qué se espera de nosotros.

Ser webmaster significa poner orden en todo eso. Significa tener toda la información, meterla en la coctelera y definir una plataforma, un proyecto, un proceso, una página, que incluya y sepa combinar los cinco ingredientes.

Igual que la informática, es una profesión algo ingrata. Si todo va bien no hay comentarios. Si algo va mal, son el foco y la causa del error. La visibilidad pública de este trabajo agranda el fallo.

Respecto al Objetivo, hay que tenerlo muy claro. Si cumplimos una función informativa, operativa, comercial, o todas juntas, hay que poner la plataforma al servicio de lo que queremos ser y de lo que representamos. Máxima usabilidad.

Para la Forma, hay que ser buen arquitecto. Conseguir transparencia de un vistazo. Cada pieza en su sitio, al servicio del cliente. Diseño y arquitectura.

El Fondo es el rey. Comunicar lo que vendes, y contarlo de manera que se entienda, que lo entiendan todos. Que lo encuentren en los buscadores. No irse por las ramas. Accesibilidad, SEO y escritura web.

El Resultado lo vemos en la analítica, en las encuestas y comentarios, incluso en las redes sociales. El feedback y la navegación, las conversiones, nos dicen si hay algo que cambiar, mejorar o potenciar. Analizar datos y más datos.

La Expectativa es gestionar el futuro. Es lo que se espera de nosotros y de la plataforma. Todo lo anterior se consigue con técnica y conocimiento de algunas micro ciencias ligadas a la web. Pero la expectativa es donde un webmaster marca la diferencia. Es su potencial. Su capacidad de sugerir grandes avances, evolución y aplicación de nuevas tecnologías y dosificar la inversión para adaptarse al futuro inmediato.

Es lidiar con toda la organización para que todos se vean representados, que estén contentos con la web. Es transmitir todo lo anterior de forma que se entienda y que todos se sientan partícipes de un proyecto sensato, razonado, refutado por los datos, y común. Y también el éxito con tus clientes, con los usuarios a los que realmente representas.

Es diseñar y representar, en formato digital, los nuevos productos y servicios. Es sugerir y acertar en consejos y recomendaciones. Es escuchar, participar y avanzar hacia nuevas arquitecturas técnicas para los formatos y contenidos que van creciendo.

Es apoyar las campañas de marketing online con conocimiento, y es anticiparse al futuro, asesorando con visión estratégica en la inversión en las plataformas. Una suma de tareas complicada, y con cierta tendencia a lo imposible.

Para ser webmaster no es suficiente ser un buen alquimista. Hay que mantenerse informado de lo que pasa, del futuro y el ensayo de nuevas maneras de hacer plataformas digitales. Un renacentista en tiempos de especialización. Y todo ello inmerso en días extraños, tiempos en los que Belén Esteban vende libros.


0 comments »

Deja un comentario

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para recibir los nuevos artículos.

Sígueme en Twitter

Protected with SiteGuarding.com Antivirus